¿ De qué serías capaz si no tuvieras miedo?

A todos nos pasa, todo el tiempo. Sentir miedo es una constante en el ser humano cuando algo es diferente dentro de nuestra zona de confort. La mayor parte del tiempo, decidimos no salir de ella y preferimos quedarnos bajo la sombra de lo que ya conocemos como natural y seguro.

¿Buscar un nuevo trabajo?, ¿demostrar lo que sentimos? ¿hablar en público?; a las mujeres nos gustan los retos, pero cuando estamos a punto de tomar la decisión de enfrentarlos, casi siempre damos un paso hacia atrás.

Quizá sea algo que ya viene en nuestro ADN, tal vez el ejemplo de las mujeres en nuestra familia nos dicta que debemos quedarnos atrás, probablemente es falta de autoestima nada más; las razones podrían seguir. Pero también tenemos el ejemplo de muchas otras que han logrado grandes cosas por simplemente dar un paso adelante.

Lo que debemos entender, es que la mayoría de ellas no sabían lo que hacían, otras tenían todo en contra y fueron firmes a sus creencias. Lucharon a pesar de sus capacidades diferentes, nos demostraron que el tiempo es solo un pretexto para lograr nuestros propósitos, algunas siguen en lucha a pesar de la injusticia pidiendo ayuda y la lista no se acabaría. Ejemplos sobran.

Todos podemos dar ese paso adelante, si creemos firmemente en nuestras convicciones; reflexionemos un poco ¿De qué seríamos capaces si no tuviéramos miedo?.

Te invito a que dejes el miedo a un lado, como si fuera un disfraz y te disfraces de lo que sueñas, sin miedo a no lograrlo, total... ¿ Qué es lo peor que pudiera pasar?