¿Cómo recuperar tu poder interior?

Ayer,platicando con algunos amigos, llegué a la conclusión de que el tema del poder interior está muy presente y minuto a minuto vamos por la vida regalándolo, nos enganchamos de personas o  situaciones con una facilidad impresionante.

Yo creo que hay un poder en el interior de cada uno de nosotros capaz de orientarnos amorosamente hacia la salud perfecta, las relaciones perfectas, la profesión perfecta, y que nos puede ofrecer prosperidad de todo tipo. Para obtener estas cosas, primero tenemos que creer que son posibles. El segundo paso es estar dispuestos a "soltar" los hábitos que nos crean situaciones que decimos que no deseamos.

Darnos cuenta de nuestra grandeza y creer en nosotros y en que somos capaces de manifestar todo lo que deseamos nos empodera. Pueden estar sucediendo cosas que no te gusten, pero solo tú tienes el poder de permitir que eso te afecte o no; el problema no es lo que nos pasa, sino lo que hacemos  y quienes somos cuando nos encontramos ante una situación que nos genera sentimientos negativos.

Perdemos nuestro poder porque le damos mucho peso a las circunstancias externas, cuando en realidad todo está en nuestro interior, es una elección regalar o no tu poder. Por ejemplo: Cuando has tenido una pelea con tu pareja, cuando tu jefe te llamó la atención delante de todos tus compañeros, cuando vas en el tráfico y se te atraviesa un cafre al volante, todas estas situaciones generarán en ti una emoción, como coloquialmente se dice "exploté", y reaccioné de tal o cual manera, y eso a su vez genera una reacción en la otra persona y se va haciendo una bola de nieve, ahora te pregunto: ¿Quién eliges ser frente a estas situaciones? .Tu poder está en ser quien quieres ser frente a las dificultades.

Yo tengo un "ejercicio" que muchas veces ha sonado a broma, pero a mí me funciona, NO RECIBO esa información o esa situación y simplemente no lo tomo como mío porque no me corresponde, ni me pertenece, si tu jefe estaba enojado por una situación ajena a ti y descarga emociones pasadas contigo, NO SON TUYAS, si tu pareja ha tenido un mal día o sus inseguridades se volcaron en ti, NO ES TUYO, son emociones ajenas a ti, ¿por qué abrazarlas como personales?, ahí es donde radica engancharte o no y regalar tu poder, envolverte en una situación negativa.

Cuando te pase esto podrías practicar la suspensión. ¿Qué es la suspensión? Respiras, inhalas durante 90 segundos, abrazas la emoción: ira, coraje, rabia, enojo, la que sea que sientas y la dejas ir, NO ES TUYA, NO TE PERTENECE,  vuelve a la pregunta anterior, ¿quién elijo ser frente a situaciones que me mueven?

Estas son algunas recomendaciones prácticas para que recuperes tu poder y empieces a vivir la vida que quieres:

Haz un recuento amplio y profundo de tus victorias pasadas:

Haber terminado la escuela, ganar un concurso, terminar un proyecto, aprender una habilidad, conseguir un trabajo, algo que deseabas, etc., cualquier situación que el simple hecho de recordarlo te haga sentir bien.

Haz una lista de las emociones que te paralizan y reflexiona su origen.

Muchas veces somos inconscientes de cómo ciertas emociones nos paralizan: miedo, ira, abandono, rechazo, celos, invalidación, etc; es importante que le des un nombre y que reflexiones profundamente–si es posible- qué te detona esa emoción que se repite constantemente en tu vida y date cuenta de cómo las personas que te provocan esos sentimientos son tus maestros y siéntete totalmente agradecido por lo que has aprendido de ellos. Encuentra los sentimientos positivos opuestos por los cuales sustituirás esas viejas emociones tóxicas. Esta parte es sumamente importante para recuperar tu poder, nadie te ha hecho nada, todo lo has experimentado para tu evolución, el Universo te manda las cosas para que las vivas una y otra vez hasta que aprendas la lección –sin excepción-.

Haz un plan de acción para ir por lo que quieres y pon manos a la obra.

Si has perdido tu poder, seguramente has estado postergando tus acciones para lograr tus objetivos, porque estás esperando a sentirte mejor, o el momento indicado, o la señal, o qué sé yo, cualquier cosa es una buena excusa para no tomar acción.

Déjame decirte que yo he estado ahí, nadie me lo cuenta, la mejor forma de recuperar tu poder es sacudiéndote el polvo y ponerte en acción para ir por tus sueños. Con la acción se va creando una energía que te va contagiando cada vez más y tu entusiasmo surgirá tal vez de manera casi imperceptible. No esperes más, empieza hoy, da ese paso que has estado postergando. 

¿Quién eliges ser tú? Yo elijo ser amor, abundancia, fortaleza, honestidad y pasión.