¿Por qué no alcanzamos nuestras metas?

 Descarga y comparte.  ¡Abrazos apretujados!

Los objetivos o metas no son algo de moda, que al inicio de año, o de semana los tenemos "muy claros" y con el tiempo se van disipando.

Cuántas veces has oído a la gente de tu entorno decir:

Este año voy a ir al gimnasio y voy a perder peso”

A partir de ahora buscaré un trabajo mejor que el que tengo”

Voy a empezar mi propio negocio

Voy a ahorrar más dinero

Seguro que los ejemplos que te he puesto anteriormente te resultan familiares.

Nos ha sucedido a todos, y es normal. La mayoría de la gente quiere alcanzar grandes metas, pero el problema es que no las definen correctamente. Por eso fracasan

Seguro que los ejemplos que te he puesto anteriormente te resultan familiares.

Nos ha sucedido a todos, y es normal. La mayoría de la gente quiere alcanzar grandes metas, pero el problema es que no las definen correctamente. Por eso fracasan.

Si piensas en los ejemplos de antes lo verás claro:

“Este año voy a ir al gimnasio y voy a perder peso” ¿Cuánto peso quieres perder? ¿En cuánto tiempo? ¿Cómo lo piensas hacer?

“A partir de ahora buscaré un trabajo mejor que el que tengo” ¿En dónde te gustaría trabajar?

“Voy a empezar mi propio negocio” ¿En qué sector? ¿Cuántos recursos necesitas? ¿Estás capacitado?

“Voy a ahorrar más dinero” ¿Cuánto dinero? ¿Cada cuánto?

En ocasiones puede sonar abrumador, te confieso, ayer por la tarde estuve trabajando con el equipo de E-marketing y en plena reunión escuchando todo lo que venía por hacer, realmente mi mente empezó a saturarse y llegó un momento que me bloquee, tuvimos que hacer un break para renovar el mood. Entiendo que pasa eso al momento de descubrir que hay mil objetivos, y cosas por hacer.

Por eso quiero compartirte un sencillo ejercicio que te apoyará a explorar tus verdaderos objetivos.

Lo primero que te pido es que seas honesto y que no quieras hacer todo a la vez, todos llevamos un ritmo y un tiempo, es muy importante que vayas en orden de prioridad.