El poder de la INTENCIÓN.

Si te diste el tiempo de hacer el ejercicio pasado "50 cosas sobre ti..." dónde la intención es que te puedas reconocer, en el sentido de indagar en ti, ¿cuántas de esas 50 cosas de ti ni siquiera recordabas? Te confiero que yo muchas, sobre todo esas de cuando era pequeña. Hoy la invitación es a seguir juntos en la semana de la INTENCIÓN (Ser - hacer - tener). 

Te has cuestionado alguna vez ¿cuál es la verdadera intención de todo lo que haces? Date cuenta que el poder de tu intención sumado con atención, determinación y voluntad crean un todo. Si no te has permitido cuestionar cuál es la intención detrás de tus acciones, posiblemente caerás en excusas, y encontrarás el 'por qué', en lugar del 'para qué' . En lo personal hago mucho énfasis con mis coachees con esta pregunta. El por qué es sin duda interesante, el tema es que nos remite directamente a la causa de un problema o situación, por lo general te lleva a una excusa, a diferencia del para qué, que va más allá, está vinculado con abrir posibilidades. Nos acompaña a descubrir el verdadero propósito.

El concepto de la intención es tratado por diferentes autores como un medio que te lleva a encontrar un proceso de cambio o rediseño; lo definen como un pensamiento que se mantiene enfocado para realizar un acción determinado. De esta manera los pensamientos se encuentran dirigidos a un objetivo. Imagina a un arquero que dirige su tiro a un punto, si ese arquero empieza a querer tirar en diferentes direcciones nos daremos cuenta que no va a tener la precisión en el tiro que quiere, sin embargo si su intención se enfoca en un punto determinado sin duda conseguirá su objetivo.

¿Cómo descubrir la intención detrás de tus deseos?

El poder 'mágico' que tienen los deseos ha estado siempre. En nuestro cumpleaños al apagar la vela del pastel nos piden que pidamos un deseo, ¿desde dónde pides ese deseo? Deseando que el hada madrina aparezca y lo cumpla o haciéndote responsable de crearlo.

Te invito a qué descubras tus verdaderos deseos y en dónde está la intención.

Enlista al menos 10 deseos, y después de tenerlo claros, te pido que los justifiques (haz la pregunta ¿para qué deseo esto?). Descubre que es en realidad lo que deseas para ti.

Vive con INTENCIÓN y no con expectativa (aquí en mi blog encontrarás el artículo "Expectativa VS Esperanza").

Encárgate de alimentar tus planes, no tus miedos.