SER + HACER + TENER - Descubre tu HACER...

Cuéntame... ¿cómo te fue en el descubrimiento de tu SER?

Luego del SER, descubrimos el HACER ¿Cómo pasa esto?

Todo en esta vida tiene un costo y no me estoy refiriendo a tema de dinero. Independientemente de cómo definas el éxito (dinero, mejor ser humano, ser empresario, una relación fructífera contigo y tu entono, vas a tener que comprometerte con acciones específicas, de manera constante y por un largo período de tiempo.

¿Te has preguntado alguna vez por qué un porcentaje relativamente bajo son personas exitosas ? Una de las razones es porque sólo algunos están dispuestos a pagar el costo necesario para cumplir sus objetivos. Es la gota cayendo sobre la roca por años lo que logra partirla en dos.

Justo hoy platicaba con una de mis mejores amigas sobre el tema del la constancia, perseverancia y dedicación, son claves y fundamentales para lograr cualquier objetivo que te propongas.

No hay atajos, no hay camino fácil. Hoy la mayoría de las personas queremos resultados de 'microondas', queremos resultados instantáneos El camino es duro, y los duros son los que se mantienen en el camino. Por supuesto que puedes aprender a ser más eficiente, aprender de los errores, aprovechar las oportunidades que la vida te presente… pero a la final, vas a pagar un precio.

Pregúntate ¿Qué actividades diarias, semanales o mensuales tengo que comprometerme para alcanzar mis metas? Si eres un vendedor: ¿Cuántas llamadas a potenciales clientes tengo que hacer al día?, o un padre ¿Cuánto tiempo de calidad (sin teléfono celular, sin distracciones) a la semana voy a invertir en mis hijos?, o un deportista, esposo, hermano, gerente, etc. Después de definir cuáles son las actividades que tienes que hacer de manera constante y por un largo período de tiempo, comienza.

Para conseguir un objetivo se necesita esfuerzo, compromiso real contigo. 
He escuchado a muchas personas utilizar la frase “quiero pero no puedo” quizá cuando piensan en el cambio, lo relacionan rápidamente con comprometerse de verdad, a dejar la zona de confort y eso muchas veces da pánico, el día que decidas dar el primer paso eso te llevará a estar más cerca de ese objetivo, las cosas no se logran en dos semanas, requiere voluntad. 
La "suerte" se crea, no se da en árboles. Los sueños se trabajan. 
Por eso si eres de los que dicen “quiero pero no puedo”, reflexiona si tal vez es un “no puedo porque no quiero” y si es la primera, descubre cuales son las creencias limitantes que te sigues comprando y no te permiten avanzar. El que quiere, puede.

La invitación es ACCIONAR, desde la zona de confort no pasa mucho, todo lo que hasta ahora no has tenido, está fuera de ahí. Si has seguido los artículos a lo largo de la semana, deseo que ya estés mucho más cerca de tener claridad en lo que realmente deseas para ti, quién eres, ahora ve por el qué hacer para lograrlo.